IMPERIO HINCHA

 EDITORIAL 
Por: Ruben Taype-Colffer
Honestamente no sabría que decirte si te tuviera en frente. Lo que estas atravesando forma parte de toda esta historia la cual nadie sabe como terminará aún. Todos los peruanos recordamos tu último partido con la selección, ese partido que nos hizo volver a soñar, aquel que nos llenó el rostro de lágrimas mientras tu criticabas a la hinchada después de ese legendario gol de tiro libre a Ospina. Quizás te molestó que muchos dejamos de alentar dentro y fuera del estadio, pero no fue porque perdimos la fe, era por los nervios Paolo.
La noticia de tu primera sanción nos cayó como un baldaso de agua fría, sin embargo el equipo supo encarar a los rivales de una manera diferente. Ellos lograron mantener la racha ganadora pero sin olvidarte Paolo, tu siempre estuviste presente. Acaso no se te viene a la mente el gol ante Nueva Zelanda que tu compadre te dedicó? Aquella noche ocupó tu puesto, tal vez en tu memoria y luego de reventar el arco con un derechazo cambió el grito de furia por llanto en segundos, un llanto que significaba el volver a nacer de todo un país. Tu compadre mostró tu camiseta a un Estadio Nacional que hizo temblar la tierra al saltar; fue también tu gol Paolo.
El Perú esperaba tu regreso con ansias, el regreso del 'Depredador,' pero debido a estas instituciones con nombres raros y reglas sin sentido te arrebataron el mundial Capitán. Es más, te hicieron probar el terno que vestirías en Rusia, y hasta te dejaron jugar un partido con tu equipo en Brasil para simplemente darte la mala noticia a los pocos días. Eso fue un golpe bajo, un golpe a la impecable carrera que llevas como jugador top y a la crianza de familia.
Con la debida disculpa me voy a tomar el atrevimiento de decirte que si, tal ves fuiste culpable, pero por una negligencia que estuvo fuera de tu alcance Paolo. Ya pagaste tu deuda como debiste, estuviste fuera de las canchas por seis meses que para tu pueblo fueron días de angustia y rencor, y para tí seguramente el infierno total. El apoyo siempre estuvo contigo y la hinchada nunca bajó los brazos ya que el amor verdadero es así, incondicional. Los ocho meses adicionales a tu castigo son un abuso, y no solo para nosotros los peruanos sino para varios jugadores del resto del mundo. Sabes que cuentas también con el respaldo de nuestros rivales en el grupo C del mundial? Así es Paolo, los capitanes de Francia, Dinamarca y Australia te apoyan en este rocoso camino.
Si estas leyendo esto debes estar camino a Zurich a concretar esa reunión con la entidad mas grande del fútbol, la FIFA. Todos sabemos que eres un Guerrero dentro y fuera de las canchas y que en este nuevo campo de batalla tampoco te gusta perder. Sabes de que injustamente te han sacado de Rusia y tu lucha por que salga la verdad sigue en pie, y eso es digno de admirar Paolo. La pelea constante es tu hábitat natural y como "Depredador" llevas ese instinto en la sangre.
Estas jornadas han sido una serie de sentimientos encontrados, tal vez han sido las jornadas mas hermosas de la historia del futbol peruano, incomparables. Y porque Paolo? Porque luchando como un equipo llegamos con VIDA a la eliminatoria. Gracias a la PASIÓN de todo un pueblo pasaron cosas, y que cosas! Se rompieron rachas y maldiciones, se valoró la unión, se dejó atrás la indisciplina y el relajo. Pero tambien llegó la MUERTE. Si Paolo, lamentablemente la de la voz de la selección, la de Daniel Peredo, el que le decía al pueblo peruano que eras hijo de Doña Peta cada vez que metías un gol; que nos recordaba que eras goleador, definidor, como aquella vez que te diste el lujo de hasta dejar a un uruguayo por los suelos antes de anotar ese golazo en el Estadio Nacional.
Finalmente llega la RESURRECCIÓN, y de quién Paolo? Pues tu resurrección Capitán.
Cualquiera que sea el resultado de la reunión con la FIFA tu resurrección llegará tarde o temprano, solo prométenos una cosa Paolo, prométenos que nunca dejaras de luchar.
El pueblo peruano te quiere y te apoya, lo que has hecho por la selección quedará marcado en la historia por siempre.
Fuente: Imperio Hincha - Blog de Ruben Taype-Colffer

No hay comentarios.:

POST VIEW

Volar, volar y volar

  Por: Néstor Rubén Taype                                                         UNO Cuatro de la tarde era mi horario de salid...

Popular post