Cuando mi padre se fue a Estados Unidos (II)


Por: Néstor Rubén Taype
"Recuerdo que cuando tuve uso de razón y veía en la escuela que mis amigas iban con sus padres a las actuaciones, sin más preámbulos le pregunté a mi madre si tenía papá. Ella me respondió  - si tienes mamita, pero un día se fue a comprar pan y nunca más regresó -."

"No me dio otra explicación más al respecto. Semanas después  mientras desayunábamos las dos solas en casa comenzó a contar la verdadera historia de la partida de mi padre. La familia de él nunca vio con buenos ojos el matrimonio con mi madre y trató por todos los medios en separarlos. Así, se dio la oportunidad que él se fuera a los Estados Unidos,  a pesar que nuestra situación, como me explicaba mi madre, no era del todo mala.
Luego de viajar mi padre, no daba señales de vida y su familia tampoco le brindaba ninguna información a mi casa. Despues de cinco años de silencio apareció una carta dando finalmente su paradero. Para esto, el lugar donde vivíamos con cierta comodidad tuvimos que abandonarla por falta de dinero y nos fuimos a vivir a una quinta en una de las calles del Callao. A partir de esa fecha mi madre recibía su mensualidad puntualmente, la cantidad era de doscientos dólares mensuales.  Mi vida transcurrió con normalidad, aunque debo de reconocer que me daba envidia no tener un papá como mis amiguitas, envidia que se transformaba en rencor y odio. Alguna vez una compañera del salón se burló de mí por no tener papá y terminé arañándole la cara y jalándole los pelos. Me costó una seria llamada de atención y si no  me gané la expulsión fue por los ruegos de mi madre y la situación en que vivíamos.
Mi madre me dijo un día que mi padre vendría a Lima en una semana y me avisaba para prepararme anímicamente a conocerlo. Regresaba después de veinte años, me dejo cuando yo tenía apenas un año de edad.  Mis sentimientos estaban confundidos, lloré de saber que lo conocería y tenía muchísimas preguntas que hacerle, me sentia una chica con muchos demonios en  la cabeza
El reencuentro de mi padre fue sumamente frio, yo era la más afectada y quien quería que mi padre diera las disculpas del caso y me respondiera miles de preguntas, mi madre lo miraba como a un desconocido.  Él manifestó que ya tenía otra familia en Estados Unidos y que deseaba sanar su conciencia por su actitud de irse, yo le pedí que se reuniera solo conmigo. Luego de acceder a mi pedido y estando a solas con él, le dije que para perdonarlo solo deseaba que le comprara una casa a mi madre. Que la vida en la quinta era insoportable y que no era justo seguir allí. Pasado el año, volvió a Lima a cumplir su promesa y compró un chalet en una urbanización en Bellavista, a donde nos mudamos inmediatamente. Diez años después me pidió para darnos la residencia en los Estados Unidos.
Yo me vine y conviví con mi padre y su nueva familia en Virginia. Mi madre ya había fallecido luego de una penosa enfermedad. Pase algunos años con mi padre en su casa y su nueva familia. Mi estadía en esos años con él nunca despertó el ánimo o el deseo de amarlo como padre.  La frialdad de él también era evidente y era un dolor más.  Los años transcurridos no habían pasado en vano y no siempre los finales son felices. La señora con quien se casó tenía dos hijas que no eran de mi padre y eso aún me molestaba. La casa grande que los alojaba seguramente con el esfuerzo de papá, daba calor y comodidades a quienes no era sus hijas, dejando a la propia a los azahares de la vida. No parecía justo.
Murió mi padre y me vine a California a vivir con mi mejor amiga.  Paradójicamente en una de las visitas que recibía de mi enamorado de Lima, me embaracé. Aunque él  reconoció a mi hija, nunca quiso venir a radicar aquí. Algunos años después viaje a Lima para aclarar las cosas con él, me confesó que se había casado y tenía ya una familia formal.  Cosas de la vida, le daré a mi hija una vida sin padre, como la que yo tuve.  Obviamente que aquí no tiene ninguna culpa mi padre ¿verdad? o sí"


*Rossana radicó algunos años en Nueva Jersey (donde me contó su historia), en California estudió enfermería , sigue siendo una madre soltera.

Comentarios

Popular post

Dos Chiles tras el sismo, las realidades de un mismo país

Sangre de Hermanos......... de Ignacio López-Merino

"Fiebre" Ganador de El Cuento de las 1,000 Palabras de Caretas.

MONÓLOGO DESDE LA CELDA 39 (REPORTAJE)

Los Campeonatos de Fulbito en Faucett

Mamita el sueño americano es por ahora casi una pesadilla.