domingo, 8 de abril de 2012

¿Necesitamos Distrito Electoral en el extranjero? : No justifica



Fuente: http://news.perunews.com
Por: Aldo Beretta

A un paso de otro gran error del Congreso
Lima, nov. 22 (ANDINA). La Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso aprobó hoy por unanimidad, un dictamen por el cual se crea el distrito electoral de peruanos residentes en el extranjero, para efectos de la elección de los nuevos congresistas de la República.
A través de la referida disposición legal, que se encuentra lista para su análisis y posterior votación en el pleno del Congreso, se modifica el artículo 21° de la Ley Orgánica de elecciones, estableciendo que el territorio de la República se dividirá en 27 distritos electorales.
Para el efecto se indica que de conformidad con la tercera disposición transitoria especial de la Carta Magna Vigente, el Jurado Nacional de Elecciones deberá asignar cuatro escaños parlamentarios para el nuevo distrito electoral.
Con ello se garantizará que los peruanos residentes en el exterior tengan una representación en el Congreso de la República.
El presidente de la Comisión de relaciones Exteriores, Hildebrando Tapia, expresó su confianza en que todas las fuerzas políticas que conforman el Parlamento van a apoyar la disposición legal. Dijo que la iniciativa busca darle la posibilidad a los connacionales que viven en el extranjero, de elegir a los congresistas que van a trabajar en la defensa de sus derechos.

Comentario, análisis y opinión
El proyecto carece de cifras y detalles para que sea necesario crear una ley. ¿Cuántas firmas se han logrado y quiénes son los que han calbildeado para tan irrisoria propuesta?
En primer término, cuál es la razón o justificación para tal proyecto. Ha sido consultada acáso alguna vez a las colectividades de connacionales que residimos en el exterior si necesitamos o deseamos tener algún congresista que nos represente o defienda?. ¿En qué? ¿Cuáles son nuestros derechos?
En puridad, es verdad que los que vivimos fuera tenemos problemas, pero también es cierto que éstos pueden ser resueltos sin tener que contar para nada con la intervención de algún nuevo representante y menos en el congreso. Y, no lo decimos en término peyorativo. ¿Acaso los congresistas ha resuelto nuestros problemas consulares?

El problema es consular
Fundamentalmente, nuestros problemas derivan del pésimo servicio que prestan las oficinas consulares; la absoluta carencia de protección, la demostrada carencia de vocación de servicio y asistencia que por mandato de la ley deben brindarnos y no lo hacen; su absoluto desinterés para trabajar por la promoción de nuestra cultura y la inserción de los connacionales en el país al que llegamos; la indiferencia para promover la imagen de nuestro país y hasta de respeto a nuestros símbolos patrios, de nuestra colectividad en la respectiva jurisdicción y la ignorancia supina demostrada para promover actividades comerciales que rindan beneficio al Perú. Eso es lo que debemos investigar.

La solución existe.
Existe un Reglamento Consular que señala con claridad meridiana las funciones y obligaciones a las cuales se encuentran sujetas las oficinas consulares. Empero, en la práctica, dicho reglamento constituye sólo un “ja,ja,ja” para estas oficinas. Y, el Ministerio de Relaciones Exteriores permanece impasible ante la ignominia que tenemos que soportar los que vivimos fuera.
Por lo demás, los peruanos del exterior no tienen mayores problemas. Salimos del Perú porque no se encuentran las condiciones necesarias para lograr alcanzar una vida digna y ahora se ha conseguido o están en vías de realizarse, a costa, eso sí, con mucho esfuerzo y sacrificio.
Hay sin embargo, muchos que tienen dificultades con su statu migratorio. Empero, esta situación no puede ser solucionada más que por el país en el que se encuentran. Todo lo que se diga en contrario es poesía.
Los indocumentados, en la realidad, no existen legalmente. No se sabe dónde están. Los consulados no se dan por enterados.
De otro lado, el legislador del proyecto (H.Tapia), no toma en cuenta que existen otros temas con mayor prioridad que el de los peruanos en el exterior.
¿Ha calculado el legislador el costo que tendrá para el país la creación de esos distritos electorales?. ¿Conocerá acáso la forma en que operará en la práctica el trabajo de los que resulten elegidos con tal fin? Todo indica que no.
Finalmente, el hecho de que existan ya otros países que hayan implementado un distrito electoral para sus connacionales que residen en el exterior no constituye ninguna razón válida para llevar a cabo lo que se pretende.
Me pregunto: ¿En qué nos superan los ciudadanos de Colombia y los de Ecuador residentes en el exterior a los peruanos? Han solucionado aquéllos por ejemplo, el problema de ser indocumentados?. Por supuesto que No. ¿Ha comprobado acáso el congresista Tapia que las oficinas consulares de Colombia y Ecuador brinda un extraordinario servicio a sus connacionales, y todo éllo, debido a que tienen un distrito electoral? ¿Y si lo hicieron, porque no lo menciona?
Reiteramos, los peruanos del exterior no necesitan de ningún congresista que los representen. Basta sólo con que se cumpla con el Reglamento Consular. Y, éso le corresponde al Ministerio de Relaciones Exteriores, que repito no hace nada al respecto. Entonces, lo que debería hacer el congresista Tapia y los demás miembros de su comisión es invitar al Ministro de Relaciones Exteriores a fin de que explique por qué razón las oficinas consulares ni los diplomáticos que las dirigen no cumplen con brindar un servicio a los peruanos del exterior con arreglo estricto a lo que dispone el Reglamento Consular, sobretodo, que nunca responden las llamadas telefónicas o correos electrónicos. (Los teléfonos de “emergencia” funcionan con grabadora).
El problemas de los consulados los tenemos desde hace más de 50 años; cambian los ministros de relaciones exteriores, cambian los cónsules, y no pasa nada. La incuria continúa en ese sector.
El proyecto del Distrito Electoral, de convertirse en ley constituirá además de demagogia sólo un vehículo para gastar inútilmente el dinero del pueblo y demostrar, otra vez, la ineptitud y falta de criterio de los congresistas, tal como ocurrió con el 90-0 a favor de los Consejos de Consulta que en las convocatorias de los consulados, nadie, obsolutamente nadie se presentó.
Los peruanos en el extranjero no estamos organizados para crear un filón de votos. Carecemos de solidas instituciones, de las cuales, el 99% no están legalmente constituidas.
Algunas preguntas que no se atreverán a responder: ¿Para que nos defiendan en qué?. ¿Han realizado encuestas? ¿Cuántas personas han firmado la petición del Distrito Electoral? Quizás sean un puñado de figureteros que no tienen trabajo y están buscando como colarse como congresistas. ¿Quiénes son? ¿Qué proyectos con éxito han realizado? ¿Dónde viven? ¿Quiénes los han elegido a los creen ser representantes de los peruanos? Se hacen pasar como líderes, dirigentes y en el resultado final, tan sólo son aventureros.
Si en 20 años las múltiples comisiones de RR.EE. del Congreso no han sabido, podido o querido investigar y presionar al Ministerio de Relaciones Exteriores para que se sancionen a los cónsules que han cometido peculado, malversación de fondos, difamación, etc... dudamos que lo podrá hacer algún representante del extranjero.
Seamos realistas. No exporten la politiquería a nuestros connacionales que no desean que se les moleste. Demandamos respeto señores. El resultado de las convocatorias de los consulados ha sido demostrado en las recientes votaciones.
Aquí, en los Estados Unidos, que abarca todo un Continente, por decir, ningún peruano goza ni de una débil popularidad a nivel local, mucho menos interestatal. Nadie conoce a nadie.
Al Congreso de la República: No sigan cometiendo más errores y no se dejen impresionar por elementos que carecen de oficio o beneficio. Aparte, que son personas nada recomendables. Aldo Beretta

No hay comentarios.: