LA POESIA DE LA MÚSICA DE ROGER SANTIVAÑEZ

                                          Foto: Por Jenny Bello


                      (Una  breve charla por teléfono con el poeta)

                          Por: Héctor Rosas P., desde San Francisco

           
              “trato de romper el tono coloquial de nuestra poesía”

“Con la poesía que estoy escribiendo trato de romper ese tono coloquial imperante en la poesía peruana”. Esto fue lo que dijo el poeta peruano Roger Santiváñez cuando le pedí que me hablara sobre sus trabajos poéticos y la poesía que se está escribiendo en el Perú. “Estoy haciendo una búsqueda del lenguaje por otro camino, sería una poesía del lenguaje o una poesía neobarroca como la llaman”, agregó Santiváñez, cuya obra ha sido elogiada desde la publicación de su primer libro, en 1979. Actualmente es docente de Español avanzado en Temple University, y de poesía latinoamericana en Rutgers University, en Estados Unidos.

 Acerca del coloquialismo o conversacionalismo populista generalizada en la poesía peruana desde los 70, con honrosas excepciones, manifestó: “Esta manera de escribir versos sigue imperando como línea hegemónica en la poesía peruana. Ahora da la impresión que todos escriben parecidamente. Por este motivo, yo trato de romper ese tono coloquial imperante”

.           “la búsqueda en mi lenguaje me llevó a nuevos territorios”

“Yo escribí poesía coloquial, la de mi generación, la que surgió a fines de los 70 y comienzos de los 80. Entonces imperaba ese tipo de poesía, y era imposible no escribir poesía conversacional. El poeta no puede substraerse al modo que impera en su tiempo, sobre todo, cuando empieza a escribir”.

“Pero más adelante, yo comencé  a explorar otro tipo de poesía. Para eso hice una búsqueda en mi lenguaje que me llevó a nuevos territorios poéticos, a los versos que actualmente escribo. Si es cierto que acá, en los Estados Unidos, he desarrollado ese tono, también es cierto que esta exploración la inicié en Pueblo Libre, donde vivía en un segundo piso. Fue poco antes de abandonar Lima y venir acá exclusivamente para estudiar”, manifestó.
                                          Foto: Por Jenny Bello

                                    “actualmente yo escribo música”

¿Adónde quieres llegar con la poesía que estás explorando? le pregunté a Roger. Su respuesta fue: “Quisiera llegar al mismo sitio que todos queremos llegar, al lugar donde impere la belleza y pueda sentirme bien con los versos que escribo. Donde la poesía sea  música para mí. Debes saber que yo escribo actualmente por música. Uso las sílabas, las palabras y las asonancias como si fueran sonidos, música, tonos. Es así como compongo ahora mis poemas. No me importa tanto el tema que tenga que escribir, sino el tema que vaya encontrando a través de una memoria o de un objeto, a través de una vivencia que recupero o de una nostalgia peruana. Primero que nada, yo estructuro una frase musical que aparentemente no tiene ningún sentido, pero sí tiene sentido lo que le voy encontrando o lo que el lector, espero, le encuentre. Son como secuencias sonoras, secuencias musicales o fonéticas que se me vienen a la cabeza así de pronto. Entonces comienzo a trabajar con las palabras y las sílabas como si fueran notas musicales”.

                                      “busco otro tipo de expresión”

Al pedirle que me dijera si se encontraba totalmente satisfecho con sus actuales trabajos poéticos, manifestó: “Estoy satisfecho hasta cierto punto, pero no en su totalidad. Un poeta jamás debe estar satisfecho de lo que escribe, un poeta se define por una creación permanente, por la búsqueda insaciable de la nueva palabra. Yo estoy buscando otro tipo de expresión. También estoy autocriticándome si se puede decir así. En fin, estoy en un constante estado de revuelta creativa poética. Y porque estoy en ese estado de búsqueda es que siempre estoy insatisfecho”.

                             “algunos dicen que no entienden mi poesía”

Acerca de los comentarios sobre sus poemas, por parte de los poetas peruanos, Roger me confesó: “a algunos  les gusta mucho la manera como estoy trabajando con los sonidos. Otros me dicen que no entienden nada, que todo es solamente sonido y no hay una conexión entre el sonido y la semántica, o sea el significado. Como verás, escucho opiniones distintas sobre mis trabajos poéticos, pero a mí lo que me interesa es que, por lo menos, los lectores o amigos más cercanos están atentos a lo que yo hago. A ellos quiero decirles que de todas maneras van a encontrar un sentido en mis versos, que lo que tienen que hacer es leerlos una y otra vez. De hacer esto, cada quien va a encontrar su propia interpretación. No tiene mucho que ver lo que yo quiero decir, sino lo que los lectores van a captar en mis poemas”.

            “la crítica periodística en el Perú es una especie en vías de extinción”

Con respecto a la crítica periodística que se hace en Perú sobre las obras de nuestros escritores, el poeta, con mucha pesadumbre, declaró: “en nuestro país ha desaparecido esa clase de crítica que había antes, cuando existían suplementos dominicales, incluso excelentes suplementos culturales y literarios. Ahora no hay eso en los diarios de Lima. Por esta razón, sostengo que la crítica periodística en el Perú es una especie en vías de extinción, lo cual es lamentable y muy grave. Recuerdo que la crítica o reseña periodística antiguamente era muy importante y hasta consagratorio para el literato, por ejemplo, cuando lo hacía José Miguel Oviedo o Alfonso La Torre. Quizás Ricardo Gonzales Vigil trata de seguir esa línea, y creo que en alguna medida lo consigue. Pero no hay que desalentarnos, ahora, ahí está el internet, en el cual se pueden leer, a veces, notas muy interesantes.”

Y hasta aquí llegó mi  charla, vía telefónica, con Roger Santivañez, un destacado poeta peruano y un gran amigo desde que vivíamos en Lima. Colgué el teléfono, aquí en California donde vivo, y está por demás decirlo que él hizo lo mismo, tal vez para salir corriendo a dictar clases en una de las dos universidades que lo tienen como profesor. ¿O acaso para darse una vueltecita por el río Cooper de New Jersey, y ahí, en sus orillas, ponerse a escribir un nuevo poema? ¡Cosas de poeta!













HÉCTOR ROSAS PADILLA (Cañete, 1951). Estudió periodismo en la Universidad de San Marcos de Lima. Es autor del poemario CUADERNO DE SAN FRANCISCO (2009), y del libro de ensayos LA EDUCACIÓN Y LOS HISPANOS EN LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA (2010).
Es miembro del comité editorial de la revista literaria peruana SOL & NIEBLA que dirige el poeta Juan Carlos Lázaro. Actualmente radica en California.

Comentarios

Popular post

Sangre de Hermanos......... de Ignacio López-Merino

MONÓLOGO DESDE LA CELDA 39 (REPORTAJE)

"Fiebre" Ganador de El Cuento de las 1,000 Palabras de Caretas.

Los Campeonatos de Fulbito en Faucett

Mamita el sueño americano es por ahora casi una pesadilla.

LA TIA BERSA