jueves, 16 de diciembre de 2010

....Retorno a Rodríguez de Mendoza

                                   Laguna de Huamanpata
                                      
Del poeta Héctor Rosas Padilla

Para Alcira Collazos Peláez 

(Desde la luz roja de un semáforo de San Francisco)

Volver a la provincia que fue una paloma sosegada
para mis ojos cansados de estas urbes enloquecidas y ascensores y semáforos
que salen a mi paso para obligarme a que detenga mis tibias incansables


provincia que fue caña de azúcar u orquídea descomunal
a la que rodearon mis brazos e hice mía
como sus mañanas sabiendo a café
como sus boscajes bullendo de estrellas bajo la luna hinchada de aguardiente
y cecina


volver a la provincia que albergó mi voz por unos poemas a sus verdes lluvias
y vertió en mis labios sus lagunas y el zumo de sus caimitos
y el humor de su gente que tiene el júbilo de los días festivos


volver a Rodríguez de Mendoza tierra ebria de belleza
tierra que no tendrá los gongs ruidosos de Tokio ni las entrañas de New York
pero sí aquello que buscan las sombras agobiadas por los mares de asfalto
y las noches que aúllan en los oídos
y los microbuses conducidos por el alcohol y la demencia
aquello que buscan los ojos para cortejarlo como a una zancapilla o un
cuerpo de mujer

pienso en Rodríguez de Mendoza… y súbitamente su cielo se despliega
sobre mi cabeza como una mariposa azul
y el perfume de sus mediodías aromatiza esta urbe que respiro
y el olor de sus cocinas trae a mi paladar el sabor de las carachamas
que es el sabor del cielo y de los ríos que despiertan extrañas sensaciones
en las niñas
que mojan su candor y desnudez en sus aguas traviesas
recuerdo sus pitajayas y sus caimitos balaceándose provocativamente
en el pecho de las mozas que calientan las sábanas y los manantiales azufrados
con sus cuerpos de selva ardiente
que endulzan el tuprache y la existencia nuestra con sus miradas y sus voces


recuerdo sus pueblos pequeños (y esparcidos como cáscaras de guaba)
que me recibieron con su sonrisa de ice-cream beans
y palabras convertidas en naranjas azucaradas
recuerdo a La Sombra y El Tunche
espíritus malignos
que salen por las noches de la fantasía de los ancianos para hacer de las suyas
en las calles y los caminos arbolados que hablan
de “huayachas” con unos ojos azules que se funden con el cielo
caminos a los que quiero retornar para soltar en ellos mis pasos y mis labios
para lamer su polvo y su verdor otra vez y volver a sentir que la tierra sabe ahí
a paraíso

sábado, 6 de noviembre de 2010

El Nobel de Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa y Linda Morales   (Foto: Cortesía Elizabeth Matamoros)

Fuente: A Gathering of the Tribes   www.tribes.org


Por Linda Morales Caballero

Mario Vargas Llosa gana el Nobel de Literatura 2010, es una de las grandes noticias de los últimos días, tan sólo rivalizada por el drama humano de los 33 mineros atrapados en la mina San José en el desierto de Atacama en Chile. Fue apenas unos días atrás cuando, como latinoamericanos o españoles, nos alegramos de que el autor, tantas veces galardonado con innumerables reconocimientos a nivel mundial y múltiples veces nominado al Nobel, al fin lo alcanzara, siendo éste el sexto para Latinoamérica, en esta categoría, y el primero para Perú.
Se dice que Vargas Llosa ya no quería ni escuchar hablar del tema, es de imaginarse que no se pueda vivir y menos aún seguir escribiendo en paz con semejante ansiedad durante casi 20 años. También se sabe que creyó estar siendo víctima de una broma de mal gusto al recibir la llamada de la Academia Sueca ya que a diferencia de otros años, supuestamente, no estaba en la lista de nominados. No ha de ser fácil asimilar un Premio Nobel especialmente cuando ya no se lo espera, por lo menos de manera consciente y tras haber hecho declaraciones a la prensa en las que decía considerar que su perfil político no era el de los ganadores del Nobel. Sin embargo, según la Academia Sueca, ha recibido el Premio Nobel de Literatura “por su cartografía de las estructuras del poder y sus incisivas imágenes de la resistencia individual, la revuelta y la derrota del individuo”.
Las razones de la Academia Sueca posiblemente logren que el público lea su conducta más acorde a su definición de sí mismo en la actualidad. En el pasado expresó posturas que le ganaron enemistades y muchos le han acusado de haberse cambiado de bando, ya que en su juventud simpatizó con la izquierda para luego ser considerado de ultra derecha. Él se ubica como un liberal demócrata.
Su primer vínculo cercano a la política fue en el año 1980 al ser nombrado por el entonces presidente de la Nación Arquitecto Fernando Belaúnde Terry, como presidente de la Comisión Investigadora del caso Uchuraccay para intentar aclarar el asesinato de 8 periodistas en Ayacucho, Perú. Caso que, se puede decir, nunca fue resuelto.
Años más tarde Vargas Llosa, entrará de lleno en la política cuando en 1987 hará frente al intento, del entonces, también, presidente de Perú, Alán García Pérez, de nacionalizar la banca. Ese mismo año nacería el Movimiento Libertad fundado por él, Miguel Vega Alvear y Miguel Cruchaga.
En el año 1990 será candidato presidencial por FREDEMO (Frente Democrático) partido en el que se unieron el Movimiento Libertad, Acción Popular y el Partido Popular Cristiano, contienda que, a pesar de todo, perdió frente al candidato independiente, Ingeniero Alberto Fujimori del partido Cambio 90. Desde ese momento se mudará fuera de Perú y solicitará la ciudadanía española. Irónicamente será durante la presidencia del ex presidente Fujimori que se aprobará la doble ciudadanía que permite a cualquier ciudadano peruano conservar su nacionalidad a menos que expresamente renuncie a ésta.
Desde entonces, y más que nunca, Vargas Llosa hará hincapié en los temas políticos, tanto en Perú como alrededor del mundo; dedicando algunos de sus trabajos novelísticos, como “La fiesta del Chivo”, y muchísimos de sus artículos periodísticos a la crítica de los regímenes totalitarios. A través de sus trabajos, especialmente periodísticos, y en múltiples entrevistas indagará y denunciará lo que considera injusto o fuera de su postura ideológica, la cual no siempre coincide con la visión de ultra derecha.
Es indiscutible la gran labor de Vargas Llosa como escritor, la calidad y dedicación a su trabajo literario, la impecable estructura de sus obras. Creo que ha sido una suerte que Vargas Llosa continuara siendo más literato que político y el Premio Nobel quizás lo confirma. Su postura, sus opiniones son tal vez mucho más respetadas justamente porque no vienen de un político en acción del poder sino de un observador que pone el dedo en las llagas que él desea atacar.
No hay que olvidar que Mario Vargas Llosa ha sido galardonado con una lista casi interminable de premios a lo largo de su carrera de escritor, la que comenzó oficialmente en el año 1962 con su primera novela, La ciudad y los perros. Entre los muchos premios podemos destacar:

- Premio Biblioteca Breve 1963, de Seix Barral y Premio de la Crítica Española 1964 ambos por La ciudad y los perros, su primera novela.
- Premio de la Crítica Española 1966, por su novela La casa Verde.
- Premio Nacional de Novela (Perú) 1966 y Premio Rómulo Gallegos 1967 (Venezuela) Ambos por La   casa verde.
- Premio Illa del Instituto Ítalo Americano de Roma 1982 por La tía julia y el escribidor
- Premio Paris Ritz Hemingway (Francia) por La guerra del fin del mundo.
- Premio Príncipe de Asturias de las letras 1986 (España)
- Premio T.S. Elliot del Ingersoll Foundation de The Rockford Institute 1989 (USA)
- Premio Planeta 1993 (España)
- Premio Miguel de Cervantes 1994 (España)
- Premio Jerusalén 1995 (Israel)
- I Premio Libro del Año del Gremio de libreros de Madrid por su novela La fiesta del Chivo 2001 (España)
- Premio Nabokov, PEN 2002 (New York)
- II Premio Bartolomé March, La verdad de las mentiras (Alfaguara) como el mejor libro de crítica literaria del año. 2002 (Barcelona, España).
- Premio Ateneo Americano, del X Aniversario de Casa América 2002. (Madrid, España).
- Premio Grinzane Cavour, Premio Internacional “Una Vida para la Literatura” 2004. (Turín, Italia)
- Premio Maria Moors Cabot 2006 otorgado por la Universidad de Columbia (Nueva York, USA)
- Premio Referente de la humanidad por la Fundación Internacional de Jóvenes Líderes 2010 (Buenos Aires, Argentina).
- Premio Nobel de Literatura por la Academia Sueca 2010 (Suecia, Estocolmo).

La lista de Doctorados Honoris Causa, las medallas de reconocimiento a su labor en muchos países especialmente latinoamericanos y europeos, y las condecoraciones son innumerables, también fue nombrado Miembro de Número de la Academia Peruana de la Lengua en 1975, quienes lo propusieron para el Nobel el año pasado, y Miembro de la Real Academia Española desde 1996.
Mario Vargas Llosa es ya parte de los inmortales de la literatura, lo ha sido desde antes del Nobel, pero el galardón es, innegablemente, un reconocimiento que lo confirma.
De paso, es muy grato poder decir que también los 33 mineros chilenos que ocuparon la atención de los medios a nivel mundial por estos días hoy festejan haber sido rescatados vivos. Ojalá se den más a menudo buenas noticias como éstas para celebrar con los inmortales de todos los niveles la alegría de compartir las buenas nuevas de la Historia.

Por si desean revisar la extensa producción literaria de Vargas Llosa, ésta es la lista del Instituto Cervantes con sus obras en orden cronológico:

Narrativa
1959.- “Los jefes”
1963.- “La ciudad y los perros”
1966.- “La casa verde”
1967.- “Los cachorros”
1969.- “Conversación en la catedral”
1971.- “Día domingo”
1973.- “Pantaleón y las visitadoras”
1977.- “La tía Julia y el escribidor”
1981.- “La guerra del fin del mundo”
1984.- “Historia de Mayta”
1986.- “¿Quién mató a Palomino Molero?”
1987.- “El hablador”
1988.- “Elogio de la madrastra”
1993.- “Lituma en los Andes”
1997.-“Los cuadernos de don Rigoberto”
2000.- “La fiesta del Chivo”
2003.- “El paraíso en la otra esquina”
2006.- “Travesuras de una niña mala”


Ensayo
1958.- “Bases para una interpretación de Rubén Darío”
1969.- “Carta de batalla por Tirant lo Blanc”
1971.- “García Márquez: historia de un deicidio”
1971.- “Historia secreta de una novela”
1975.- “La orgía perpetua: Flaubert y Madame Bovary”
1981.- “Entre Sartre y Camus”
1983.- “Contra viento y marea”
1984.- “Botero: la suntuosa abundancia”
1990.- “La verdad de las mentiras”
1991.- “A writer´s reality”
1992.- “George Grosz: un hombre triste y feroz”
1993.- “El pez en el agua”
1994.- “Desafíos a la libertad”
1996.- “La utopía arcaica: José María Arguedas y las ficciones del indigenismo”
1996.- “Making Waves”
1997.- “Cartas a un joven novelista”
2000.- “Nationalismus als neue Bedrohung”
2001.- “El lenguaje de la pasión”
2003.- “Diario de Irak”
2005.- “La tentación de lo imposible”
2005.- “Dictionnaire amoureux de l’Amérique latine”
2006.- “Israel-Palestina. Paz o Guerra Santa”


Teatro
1983.- “Kathie y el hipopótamo”
1983.- “La señorita de Tacna”
1990.- “La Chunga”
1993.- “El loco de los balcones”
2000.- “Ojos bonitos, cuadros feos”
2006.- “Obra reunida”




Linda Morales Caballero

Linda Morales Caballero nace en Lima, Perú, crece y vive en diversas ciudades, entre ellas Buenos Aires, Sao Paulo y Nueva York. Graduada Cum Laude Licenciada en Ciencia de la Comunicación y Crítica Literaria y Master en Literatura Iberoamericana de Hunter College. Es profesora en la Guardia Community College de CUNY.
Como periodista ha escrito para Caretas y El Comercio de Lima, Perú, El Sol de la Plata, Argentina. En Nueva York ha colaborado con diversos medios impresos y ha co-presentado y co-producido dos programas radiales. Como letrista es miembro de ASCAP la sociedad de autores y compositores de USA.
Su trabajo poético ha sido publicado en inglés y castellano. Dentro de los títulos se encuentran: Desde el umbral, (Nueva York) Circunferencia de la palabra, (Nueva York) The Edge of Twilight, (USA) Miradas de Nueva York, (Granada, España) y Poemas vivos: el Hombre adivinado, Poemas tuyos (Buenos Aires, Argentina)
Ha sido invitada a participar en numerosas Ferias del libro, entre ellas: Las de Nueva York, Buenos Aires y Guadalajara.
Sus trabajos se encuentran en diversos sitios de Internet y su crítica literaria sobre escritores como Vargas Llosa, Roberto Bolaño, Junot Diaz, Javier Marias, además de artículos periodísticos que pueden leerse en www.tribes.org y notas culturales en www.latribunahispana.com

viernes, 29 de octubre de 2010

...Casire, la tierra de papá


(Foto de Casire, cortesía de Alejandro de la Cruz)

Por: Néstor Rubén Taype

Papito cuéntame pues como llegaste a Lima.
Mi hijo tendría unos seis años y era como los demás nietos un engreído de mi padre quien soltaba libremente sus sentimientos abiertos como salen las palomas a volar.
Esa carcajada y sonrisa negadas a sus hijos quizás por una actitud de padre recto y disciplinado ahora se rompía en risas y deslizaba sus mejores ademanes para satisfacer la curiosidad del pequeño.
Sentado en la orilla de su cama mi padre miraba a su nieto que a su lado jugaba con sus viejos lentes mirando a través de ellos.

- Yo vine a Lima montado en mi burrito llamado Cipriano, con mi poncho, mi chullo de colores y llevaba en mi alforja mucha tuna y melocotones secos de mi tierra llamados “huesillos”

El niño saltaba de alegría con esas frases de su abuelo relatando su arribo a la capital.

- Papito y donde esta tu chullo y tu poncho ¿Lo guardaste?

- Si hijito, tu mamita lo tiene como recuerdo.

- ¿Y Cipriano papito?

- A Cipriano se lo regalé a mi primo Simeón por que era muy flojo no quería trabajar y solo quería regresar a su casa.

- Papito vamos un día a visitarlo pues, yo quiero conocerlo.

- Ya pasaron muchos años hijito, el regresó a Casire por que estaba enamorado de una burrita llamada Jacinta y allá se quedó con mi hermano Abraham, ya no supe más de él.

Mi padre inventaba historias que seguramente nunca había imaginado contarlas de no ser por la insistencia de un travieso nieto que lo bombardeaba a preguntas.

- Papito ¿Que es Casire?

- Ah Casire es el nombre de mi pueblo hijo y queda muy lejos, pero muy lejos.

- ¿Como por la China papito?

- Así es hijo tan lejos como la China.

- Y viniste solo en tu burrito o tomaste un avión también.

- No hijito solo en mi burro Cipriano y tuve que cruzar grandísimos cerros y nevados, ríos lagunas peligrosas. El cerro más grande se llama Sara Sara, es inmenso hijito.

- ¿Sara Sara? Papito y cuanto te demoraste en venir ¿Cómo un año?

- Asi es hijito lindo, me demoré como un año.

- De todas maneras yo quiero ir a tu tierra a conocer a Cipriano, de repente esta todavía vivo papito, cuando se cure tu pie me llevas ¿Ya? - Le decía mi hijo mientras se colgaba de su cuello.
Papá no contaba las cosas de su tierra casi no sabíamos mucho, salvo algunas cosas que mi madre nos decía.
Sin embargo pudimos conocer algo mas por medio de una tía llamada Emilia quien lo había atendido de bebe y sabia todo sobre la familia de mi padre.
Mariano era el nombre de mi abuelo y Daniela de la abuela, natural de Lampa, nos había dicho la tía que llegaba con mucha frecuencia a visitar a papá. Siempre lo trató como a un niño y recuerdo que lo acariciaba y besaba en su frente, nosotros nos reíamos.
Venia a veces con un señor a quien mi madre le decía Don Torres, nunca supimos su nombre, nos llamaba la atención que le dijeran Don seguido de su apellido.

Él era esposo de la tía Emilia y además escuché decir que era una autoridad de Pausa.
La tía Emilia contaba que el abuelo Mariano era arriero y comercializaba pisco y cañazo por las punas de Ayacucho y Huancavelica.
Mi padre ciertamente nunca simpatizó con el abuelo, decía que era un buen bebedor que aparte de comercializar pisco dejaba un amor en cada pueblo.
Cuando insistíamos en saber más del abuelo papá solo mencionaba episodios poco agradables. Contaba que una vez de niño lo acompañó a repartir su producto por las punas de Casire y él iba montado en una de las mulas detrás de su padre. Para su mala suerte en determinado momento se alejó del grupo y cayó del lomo del animal, al parecer se desmayó, pasado un buen rato su primo Cosme, quien también iba en la caravana se percató de la ausencia de mi padre.
Apurando el paso de los animales la caravana regresó y encontraron a papá casi helado tirado en el suelo después de casi media hora, según le contaron posteriormente. Papá culpaba al abuelo y decía que por su persistente y terca embriaguez no tuvo el cuidado necesario con él, al parecer nunca le perdonó el incidente.

Nunca regresó a su tierra y jamás supimos la razón, era por naturaleza muy callado y serio, mamá contaba que solo una vez lo vio bailar en una de las pocas fiestas que asistieron.
Nosotros conocíamos a los hermanos de papá, al tío Juan, a la tía Bersa, al tío Abraham y luego al tío Vicente y Felipe.
Salvo Juan y Bersa que siempre llegaban a casa, mi padre no se frecuentaba con los demás hermanos
Un buen día, ya adulto, vi una invitación para mi padre de parte del tío Cosme, quien lo invitaba por sus bodas de oro matrimoniales.
El tío Cosme fue uno de los primeros caserinos exitosos llegados a Lima más o menos en los años cincuenta, quien llegó a ser un reputado y fino sastre que confeccionaba los mejores ternos para una clientela selecta en Miraflores. Obviamente que mi padre no iba ir por lo que le pedí asistir en su lugar, él aceptó gustosamente. Estaba yo entusiasmado por que esa fiesta me permitiría conocer a toda la familia emparentada con mi rama paterna e iba a ser una experiencia inolvidable.

- Papito ¿Y que hiciste cuando llegaste a Lima?

- Bueno me fui a la casa de un paisano y me puse a trabajar como heladero.

- Y gritabas ¡Helados, helados!!

- Exactamente hijito de mi alma y cuando no me escuchaban me ponía a bailar un huainito para llamar la atención.

- A ver papito, a ver, párate papito, párate y enséñame como bailabas.

Mi padre haciendo esfuerzos y por darle gusto al nieto se ponía de pie con mucha dificultad, su parkinson lo tenia muy limitado en sus movimientos pero hacia esfuerzos por mostrarle a mi hijo como bailaba.
Entonces colocándose la palma de la mano en el pecho levantaba el pie derecho una y otra vez y luego haciendo una venia cambiaba el paso con el otro pie.

- ¡Mamita, mamita Tula, mi papito esta bailando huainito ven, ven!!

El viejo caserino introvertido, solitario y reacio a manifestar sus emociones con sus hijos, aquel que nos decía frecuentemente una frase muy familiar para nosotros “El hombre ha nacido para trabajar con el ave para volar” estaba allí riendo como otro niño.
Mi hijo corrió al lado de su abuelo y abrazó su cintura mientras ambos reían, mi padre echaba su cabeza hacia atrás soltando una carcajada mientras unas lágrimas disimuladamente se recostaban en las orillas de sus ojos, esperando caer en cualquier momento cargados de felicidad.

miércoles, 13 de octubre de 2010

… El poeta Héctor Rosas Padilla habla sobre su madre (Video)




HÉCTOR ROSAS PADILLA (Cañete, 1951). Estudió periodismo en la Universidad de San Marcos de Lima. Es autor del poemario CUADERNO DE SAN FRANCISCO (2009), y del libro de ensayos LA EDUCACIÓN Y LOS HISPANOS EN LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA (2010). Escribe para revistas de California y otros países. Ha obtenido importantes premios en las áreas de la poesía y la fotografía. Figura en varias antologías poéticas mundiales.

Es miembro del comité editorial de la revista literaria peruana SOL & NIEBLA que dirige el poeta Juan Carlos Lázaro. Actualmente radica en California.

Rosas señala que lo que lee en el video no es un poema sino una reflexión (sobre su madre ) que escribió en el avión, en un viaje de Lima a California. Además, agradece al destacado fotógrafo y videógrafo salvadoreño ROBERTO HERNÁNDEZ, por el video realizado.

jueves, 7 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa gana Premio Nobel de Literatura 2010


Julio Valdeón -Nueva York
Actualizado jueves 07/10/2010
Fuente.-
www.elmundo.es/america


Vargas Llosa: 'Este premio es el reconocimiento a una lengua moderna y atractiva'

• 'Es un reconocimiento al mundo del que vengo, el mundo de la lengua española'
• 'Si también ha influido mi compromiso político no me parece mal'
• 'Siempre he escrito en favor de la democracia y la libertad'
• El escritor peruano está ofreciendo una rueda de prensa en Nueva York



El escritor peruano Mario Vargas Llosa se declaró muy agradecido por la obtención del Premio Nobel de Literatura. Desde Nueva York, donde le comunicaron la noticia, aseguró que es "un reconocimiento a una lengua moderna y atractiva".
"El premio es un reconocimiento, al menos en parte, al mundo del que vengo, que es el mundo de la lengua española, una lengua moderna y atractiva que hablan cientos de millones de personas en el mundo procedentes de lugares, culturas y tradiciones distintas", declaró durante una rueda de prensa ofrecida en Nueva York.
El autor de 'La ciudad y los perros' se deshizo en elogios a la lengua española: "Es una de las lenguas más dinámicas, creativas y energéticas que existen".
"En estos casos es inevitable caer en los lugares comunes", añadió Vargas Llosa, "pero realmente estoy agradecido a la Academia Sueca y a tantas otras personas que me han ayudado a materializar esta pasión mía de la escritura a lo largo de la vida y que ojalá estuvieran hoy aquí conmigo para festejarlo".
'Quiero recordar a Carlos Barral, que publicó mi primera novela hace 50 años tras una dura pelea contra la censura'
El escritor peruano, que también tiene la nacionalidad española, tuvo palabras de agradecimiento a España. "También se lo agradezco a España, país del que recibí apoyo desde muy joven. Y quisiera recordar a Carlos Barral, poeta y editor que publicó mi primera novela hace ya 50 años tras una dura pelea contra la censura".
Preguntado por los motivos de la Academia Sueca para concederle el galardón, Vargas Llosa respondió. "El premio creo que realmente reconoce a la cultura iberoamericana. Pero si también ha influido mi compromiso político no me parece mal. Siempre he escrito en favor de la democracia y la libertad".
Vargas Llosa ganó este jueves el Premio Nobel de Literatura 2010 por su "cartografía de las estructuras del poder y aceradas imágenes de la resistencia, la rebelión y la derrota del individuo", según la explicación de la Academia Sueca.
El escritor peruano, nacido en 1936 en Arequipa (Perú) y que también tiene la nacionalidad española, es el primer autor latinoamericano ganador del Nobel de Literatura desde el mexicano Octavio Paz, en 1990.
El escritor está en Nueva York, donde da clases en la Universidad de Princeton.

viernes, 24 de septiembre de 2010

El poeta Héctor Rosas Padilla habla sobre su madre


GREGORIA PADILLA, UNA ASOMBROSA MADRE CAÑETANA



(Reflexión)

¡Qué grande y asombrosa fue mi madre! Asombrosa por su manera de amar a sus hijos, como solamente las gaviotas aman al mar. Por perdonarnos cuantas veces le hacíamos llorar lágrimas de sangre. Asombrosa por defendernos como una leona de la envidia y la avaricia. Por convertir los pedregales en campos de tubérculos para que el pan no faltara en nuestra mesa. Pero fue más asombrosa aún porque no sabiendo leer ni escribir fue luz en nuestro camino, y luchó a la par con mi padre para que no solamente aprendiéramos lo que ella no sabía, sino para que fuéramos personas ilustradas.
Sí, la verdad es ésta: mi madre sólo conoció algunas letras del abecedario, aunque estoy seguro que le hubiera gustado leer la biblia o escribir un poema, pero lo que sucede es que ella nació en una época en que la escuela no debía estar en los sueños de las mujeres del campo.
Para el mundo, mi madre fue una iletrada, alguien que vivió en las tinieblas. Y el mundo está en lo cierto si nos ceñimos a lo que significa no saber leer ni escribir. Pero si nos olvidamos del diccionario y medimos a las personas por la enormidad de su corazón y lo asombroso de sus acciones y cualidades ¿en qué situación queda mi madre? ¿Acaso las madres necesitan saber leer y escribir para ser mejores que sus hijos? Ellas lo son desde el momento en que comenzamos a habitar su vientre, y ya por siempre lo serán, y jamás se envanecerán de ello como lo hacemos, a veces nosotros, los que no queremos entender que nunca se es mejor o más grande que cuando se es humilde.
¡Quién mejor que mi madre para darnos lecciones, cada segundo de su vida, sobre cómo amar al prójimo como a nosotros mismos! ¡Sobre cómo perdonar a nuestros ofensores! ¡Quién mejor que ella para enseñarnos los misterios del mar y los secretos del campo y los sembríos! ¡Para mostrarnos las armas precisas para salir adelante! ¡Quién como ella para señalarnos el mejor de los caminos: la educación! ¡Quién mejor que mi madre para poner la calma donde había tormenta.”Pero hijo, cálmate y escúchame…” me decía durante mis largas charlas con ella. Y yo la escuchaba nomás, a veces maravillado, y entre mí me decía cuánta luz hay en tus palabras, madre, y qué ignorante soy en muchas cosas de la vida.
Ay mísero de mí que creo haber aprendido casi todo. Sin embargo, a cada instante tropiezo con la misma piedra, y a veces confundo los caminos. Ay mísero de mí que he leído tratados de psicología y sin embargo no puedo llegar a lo más recóndito del alma de los seres humanos, como tampoco puedo calmar a la ira o a la angustia como lo hacía mi madre, con tan solo pronunciar una palabra o dar una mirada.
Mi madre fue dulzura, fortaleza, paciencia, paz, sacrificio, sudor, lágrimas, perdón, entrega y bendición. Pero sobre todo fue amor, bondad y luz, mucha luz, ese prodigioso lamparín a kerosene que, en un primer momento, alumbró nuestra casa de quincha, nuestra infancia. Ese prodigioso lamparín a kerosene que, bajo otras formas, estuvo en nuestra juventud, y lo estará hasta el final de nuestros días, envolviéndonos, acariciándonos, y hablándonos con su deslumbrante luz.
Recién ahora alcanzo a comprender por qué mi madre era todo esto y mucho más. Porque ella, como todas las grandes madres, tuvo
mucho del sol, mucho
del pan, mucho de la miel y un poco de Dios.


Héctor Rosas Padilla (1951) poeta peruano, Cañete, Perú.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Un Día Con Mis Estaciones



Por: Néstor Rubén Taype
Suena el despertador, son las cinco de la mañana, después de darme algunas vueltas en la cama consigo sentarme, respirar profundo para despertar completamente.
Prendo el televisor para escuchar las noticias del día y el bendito tiempo, pero sobretodo para no volver a caer en los brazos de Morfeo.
Tengo que volar para hacer mis cosas por que antes de las seis y treinta tengo que estar fuera esperando mi bus.
Cada mañana y cada noche uno siente más la soledad de vivir en este país. La compañía de tu televisor plasma, celular último modelo o de tu computadora moderna no aminora esas ausencias de padres, hijos o esposa, entonces uno asimila eso que dice…. “Hay golpes en la vida tan fuertes… yo no sé”
Mejor no pensar, hay que hacer dinero y mandarlo a Lima.
Un vaso de jugo de naranja, un café con leche, un pan con mantequilla y mermelada decora mi estomago completando el cuadro que necesito para salir al trabajo.
Debo ir para la estación de Newark y estoy a unos cuarenta y cinco minutos de distancia. Veo mi bus que se acerca y subo mostrando mi pase que me vale por un mes. El chofer es el mismo de siempre y ya nos conocemos, no saludamos amablemente. No todos son así, hay muchos que se limitan a hacer su trabajo sin saludo de por medio.
Subo, allí están los de siempre, el dominicano, el par de mexicanos y los cuatro hondureños todos vestidos iguales, pantalones cortos un polo, el infaltable gorro y la mochila a la espalda; esto es casi el uniforme general de los inmigrantes en verano.
Sube luego la señora muy gorda y su hijo también gordísimo, ella se queda conversando con el chofer, él pasa hasta el fondo del bus y se sienta en la ultima fila, no sin antes haber saludado a los hispanos diciendo – hola – con su acento gringo.
Después de un par de minutos la señora gorda toma asiento junto a su hijo como todos los días, esbozando una amplia sonrisa de placer.
Llegamos a una parada en la ciudad de Kearny el bus se detiene en una esquina donde espera una buena cantidad de gente. Se divisa una gran cancha de béisbol cercada completamente y ubicada dentro de un gran parque. A lo lejos se puede observar el río Passaic larguísimo que pareciera no tener final, se la pasa serpenteando diferentes pueblos acariciando sus bordes.
Aquí suben siempre tres damas entre otras gentes que son muy conversadoras y hablan durante todo el trayecto, al parecer trabajan juntas. Ya deben frisar los sesenta años pero todas son guapas, muy guapas a pesar de esa edad otoñal aún esas curvas insinúan presencia y yo pienso si todavía soportarían algunos arrestos de un tío agobiado como yo.
Dejo de mirarlas y me distraigo voluntariamente con mi periódico en las manos, de cuando en cuando dirijo la vista a una de ellas, mi favorita; espero su sonrisa muy disimulada que me ofrece y quedo satisfecho, soy un platónico, pienso.
Abro el diario para ver las noticias, nuevamente el tema de la inmigración, mejor dicho los explotados por todos, especialmente por esas “Fundaciones” que dicen luchar por ellos, en conclusión lo mismo. Marchas y marchas, hablan las presidentas de estas organizaciones pidiendo a gritos un reforma migratoria y basta ver los comentarios en Internet para saber las reacciones que producen en los ciudadanos americanos sus palabras. El efecto es totalmente contrario pero quien puede detener a estas “representantes” dizque de los indocumentados, que solo han producido reacciones como la ley de Arizona y una antipatía generalizada hacia los inmigrantes.
Estos “voceros” que se irrogan una seudo-representación de los indocumentados siguen tocando el tema grotescamente sin medir las consecuencias.
Paso la página por que si sigo en este asunto hoy no duermo de la pura bronca. Veo que Perú ganó y me hace sentir bien, que raro digo, le ganamos a Canadá y Jamaica y el ánimo mejora. No importa el rival, solo me parece bacán que ganemos así sea a Puerto Rico, Aruba o Haití, después vendrán los grandes.
Llegamos a la estación de Newark, mucha gente por todas partes, hay diferentes puertas, para buses y trenes, la gente sale disparada, todos apurados pero extrañamente nadie se choca, hay un orden para este desorden.
Guardias de seguridad, policías, un McDonald’s, gran diversidad de tiendas, cafeterías, una cantidad de paneles que indican los itinerarios de los trenes y muchas cabinas de atención al  público. Es casi un pequeño Nueva York con gente de todos los colores que se verán quizás por única vez cruzándose cada segundo.
Tomo mi tren rumbo a una estación llamada Newport y me siento junto a una de las puertas, el viaje me llevará unos veinte minutos.
De pronto me doy cuenta que a mi lado esta una señora que me parece conocida y vuelvo a mirar de reojo así muy suavecito sin hacer mucho roche y me doy cuenta que esta doña es una cantante peruana. Claro digo, es la negra * Marcela Plascencia, que en un local en los suburbios de Manhattan los sábados y domingos hace un show buenazo. Es una suerte de peña, creo que la única. Entre Jazz y bosanova ofrece también música peruana. La negra sale y es un torbellino cada noche -…. ¡Yo no hablo ingles ni un carajo pero la música peruana lo entiende todo el mundo!…si o no my friend! – le dice a un parroquiano sonriente. La imagen que tengo de ella con las luces, guitarra, cajón y la esplendorosa voz hace que bailemos con deleite todo lo que ella canta: valses, marineras, ritmos negros y sus lisuras; contrasta con esa pasividad que exhibe ahora sentada tranquilamente a unos centímetros cerca de mí.
Esta revisando pacientemente el itinerario de un bus, examina el papel con detenimiento, ahora le da la vuelta, lo vuelve a voltear de nuevo y finalmente se detiene, aparentemente encontró lo que buscaba. Me llama la atención que tenga un itinerario casi hecho tiras, cuando los hay a montones como para cambiarlos todos los días en los buses.
Pero ella debe tener cierta preferencia por ese pedazo de papel viejo que acaricia delicadamente con sus manos morenas, esas mismas manos que casi gritan en las noches cuando se entrega a su público.
Al igual que los demás mortales debe estar yéndose a su trabajo, alguna factoría en la que entregará ocho horas de su vida a cambio de algunos dólares para la supervivencia como lo hacen muchos artistas latinos en este país.
El tren se detiene en mi segundo destino: Newport, es una estación subterránea así que procedo a salir por las escaleras automáticas hacia la calle, mi viaje aun no termina, debo de tomar otro tren más ligero, más pequeño que no usa canales subterráneos sino que va a nivel del suelo y que me llevará a mi destino final.
Hay mucha gente en el paradero que aprovecha la espera para tomarse un café con leche al paso y darle algunos mordiscos a sus sándwiches. Y allí esta también el amigo Carlitos Benites del Pozo, un peruano que conocí hace como siete años antes en una compañía en el puerto de Newark.
Ya me vio y me hizo señas que me acerque – hermanito – me dice – compadrito, dichosos los ojos que lo ven.
Don Carlos es un peruano muy singular cuando habla: gesticula y es sumamente expresivo, algo exagerado diría yo, muy apasionado para conversar. Muchas veces cuando nos hemos encontrado en la calle las personas que nos ven creen que estamos discutiendo o que el tipo me esta gritando, pero en fin, es un show hablar con él y tengo anécdotas inolvidables.
Mientras esperamos me comenta de la política en Perú, yo me pongo a buen recaudo, trato de colocarme a su lado de costado y no frente a él, su entusiasmo es tal que habla provocando una lluvia salival y la comisura de sus labios están lubricados con mas líquido y yo digo que éste en algún momento va a babear, pero no, no llega a eso. Los brazos comienzan a calentarse ya el hombre va en segunda como el auto mecánico.
Le hecha barro al aprismo y a los fujimoristas, muestra algo de simpatía por Humala, dice que por ignorante no armó un buen equipo en la anterior contienda electoral.
Afirma si convencido que el hombre del 2011 es sin lugar a dudas Toledo, el cholo es el único que le ganó al chino y al gordo Alan, dice. 
Don Carlitos ya esta caliente habla desaforadamente, su metro ochenta de estatura comienza a moverse dando pasitos adelante y atrás, quien lo detiene ahora, digo, felizmente el trencito se acerca y todos subimos y nos acomodamos. El azahar ha hecho que nos sentemos en los asientos de los costados y estemos frente a frente, él trata de retomar la conversación, que en realidad es un monólogo, pero han subido más pasajeros que parados en el centro impiden que nos veamos. 
Don Carlitos se inclina a un costado y me aguaita y me dice que las elecciones para alcalde el siguiente mes lo ganará la tía Susana Villarán, Lulu no sale, Lulu perderá como siempre por una cabeza. Yo le digo o trato de decirle haciéndole gestos que no se sabe, no se puede asegurar nada, él se mueve a un costado y me tiene a línea de mira, como un francotirador, hace una cruz con los dedos, se lo lleva a la boca y dice – por mi madrecita que gana la tía Susana, tengo sesenta y ocho abriles un viejo como yo no se equivoca, yo solo sonrío le digo chau y me bajo en mi estación.

jueves, 26 de agosto de 2010

Faucett, 15 de Setiembre un aniversario mas.

(De izq. a der.)Lorenzo Yamunaque Villegas, David Máximo Regalado, Wilfredo Mendoza, Siguiberto López Trigoso, Felipe Taype Pebe, Jorge Nureña Esquerre, Paulo Torres Cueto (todos trabajadores de la Sección de Pintura) y Fernando Herrera de Relaciones Publicas.





Recuerdo de mi primer vuelo



Aparentemente era una noche como cualquier otra estaba viendo mi serie favorita “Combate” ¿que le pasaría al sargento Saunders hoy? Cuando jugábamos a la guerrita había que regirla para poder escogerlo, todos querían ser el sargento Saunders; después estaba Kaje, “Litle” John y “Doc” eran los inolvidables personajes de esta serie de los sesentas y setentas y de los que no nos perdíamos ningún capitulo. La programación continuaba y luego vendría el “Panamericano” y mi sala se llenaba de gente con mis papis y hermanos mayores para ponerse al día con las noticias.
Un locutor llamado Humberto Martínez Morosini era la estrella del noticiero un tipo que se le consideraba ya de la casa, lo veíamos todos los días.
Pero para mi no era un día o mejor dicho una noche cualquiera pues al día siguiente 15 de Setiembre, iba a ir a la fiesta de aniversario del trabajo de mi padre y donde laboraba también mi hermano y tres tíos hermanos de papá.
Mi hermano me había contado que habría vuelos de paseo para todos los familiares de los trabajadores y eso me quitaba el sueño. Estuve contando los días desde que me enteré como dos semanas atrás y yo quería que el tiempo volara lo más rápido posible.
Cuando terminó mi serie favorita inmediatamente salí de casa y fui a buscar a un par de amigos que vivían al frente, subimos al cuarto piso del edificio y de allí trepamos a la azotea. Era una noche con media luna y el cielo estaba despejado yo les contaba lo que iba a pasar mañana y hablaba soltándole todo el rollo con mucho entusiasmo y ansiedad.
Mientras hablaba podía ver desde allí la Universidad San Marcos y su viejo estadio, también veía los edificios de Mirones una vieja urbanización. La avenida Venezuela se alumbraba con las luces de los autos y buses que pasaban a esa hora desfilando por las tantísimas fabricas de aquellos años como D’onofrio, La Coca Cola, Moraveco, y muchas otras que se pierden en mi memoria.
Miraba al cielo y veía las estrellas y pensaba, mañana estaré por allí y que demonios se sentirá volar, el estomago me hacia cosquillas de nervios.
Ya había visto los aviones cuando vivía en Santa Cruz y también cuando fui al aeropuerto del Callao como a los doce años, pero nunca había volado.
Ya algo tarde bajamos del edificio no sin antes haber escrito en el suelo de la azotea con un pedazo de ladrillo rojo una nota que decía “mañana voy a volar en avión por primera vez”
Entré a casa y me fui directo a mi cama, mi madre me ofreció algo para comer pero no tenia hambre la ansiedad me ganaba, solo quería dormir y que amanezca.
Entonces finalmente después de una larga cola nos tocó volar en un DC-6, a bordo nos daba la bienvenida una bella y alta aeromoza que aun recuerdo su nombre: Marita Havendack (quizás no sea el apellido exacto, pero sonaba algo así)
El avión estaba lleno de gente que disfrutaba del viaje y las atenciones de la tripulación. Nos regalaron muchos dulces y muchos refrescos que podíamos repetir las veces que quisiéramos.
En un momento alcancé pasear por la cabina y estaban dos pilotos elegantemente vestidos con su uniforme de rigor a quienes nos presentaron, recuerdo solo un apellido, Coli - dijo la azafata, el Capitán Coli, quien al mirarnos nos regaló una sonrisa.
Quizás fue solo un minuto que estuvimos en la cabina pero pude ver el cielo a través de las lunas delanteras del avión y por unos segundos gozar de un espectáculo maravilloso que tanto había soñado (Muchas veces cuando viaje en misión de servicio vine en cabina pero el recuerdo del primer viaje fue imborrable)
Nada hacia presagiar que años después buena parte de mi vida la pasaría en la misma empresa que trabajaba papá, que nos marcaría para siempre con vivencias inolvidables y que nos daría los amigos de toda la vida.
Ahora solo queda darle gracias a Dios por habernos permitido tocar con nuestras manos ese cielo naranja llamado Elmer Faucett, ese nombre que hasta ahora nos une, que se mantiene vivo y que celebramos cada aniversario.


“El canto de las turbinas cesaron…. y el viejo Faucett…. solo esta dormido”



A celebrarlo en grande este 15 de Setiembre en Miami, Nueva York, Lima y cualquier lugar donde se encuentre un compañero CF.

¡Feliz Aniversario para todos!!!
Destapemos el champán, el vino…… y dejemos que la música haga su trabajo.

jueves, 12 de agosto de 2010

Mamita el sueño americano es por ahora casi una pesadilla.


Por: Néstor Rubén Taype

Harrison, Nueva Jersey, 10 Agosto 2010

Querida Mamita:

Espero que te encuentres bien de salud y que hayas recibido sin novedad mi último envío. Quiero decirte que siento mucho haberte rebajado la cantidad pero como te comentaba en anteriores cartas la situación está muy, pero muy difícil. Mañana precisamente cumplo trece años de haber llegado a este país y aunque al principio hubo una buena racha de chamba, especialmente cuando estaba Clinton viejita, pero una vez que vino el nuevo gobierno cambio todo. La cosa empeoró cuando ocurrió esto de las torres, allí se vino todo abajo viejita. 

Como sea estoy contento que hayamos construido la casita con segundo piso y todo para que estés bien con mi hermana y sus dos hijos. Tampoco le dejo de enviar su platita a la madre de mi único hijo y como habrás visto tiene una vivienda muy bonita y lo único que deseo es que siempre visites a mi chamaquito que ya es un adolescente y le hables de mi. Yo converso con él cada semana, hay una buena tarjeta para Perú que me da dos horas, pero es bueno que tú como abuela me refuerces en esa parte viejita, tu sabes tus palabras pesan. Bueno como te digo la cosa esta que arde especialmente para nosotros los que no tenemos papeles porque seguimos siendo “indocumentados” así nos llaman viejita. Todos pensaban que el presidente
Obama iba a cambiar las cosas, pero naranjas viejita, nada que ver. Me han botado de tres chambas viejita y ahora trabajo pintando y me pagan al día y cash, ósea al contado pues mamita. Pero no he vuelto a ganar como cuando estaba allá en el puerto de Elizabeth, fueron cinco años y eso si que fue bueno, mucho sobretiempo hasta que como siempre lo bueno no dura y la compañía quebró. Hoy el círculo se sigue cerrando para nosotros y muchos amigos están sin trabajo con la idea de regresar, de donde pues viejita, la renta cuesta mucho aquí.
La gente está pidiendo una reforma migratoria, ósea viejita que están pidiendo que nos den la residencia y quedarnos, así facilito nomás. La gente sale a marchar, sale un manchón y lo están haciendo desde hace más de cinco años y no pasa nada. Parece que más marcha, más protestas y la cosa empeora. Yo la verdad que lo veo difícil por ahora, a pesar que el hombre juró que lo hacía en los primeros cien días de su gobierno, lo malo es que no dijo si era del primero o del segundo gobierno, jajá jajá. Así es viejita no creas que solo en el Perú se promete y no se cumple, aquí también. Bueno te sigo contando que los ilegales o indocumentados somos tantos que ya la cosa se ha convertido en un serio problema y es algo así como las invasiones en los cerros de Lima ¿te acuerdas? Pero esto es América y se supone que las leyes se respetan.
Para llegar a esta reforma el presidente Obama se la tiene que jugar muy duro y por el momento no se le ve con muchas ganas de hacerlo. Es que la mayoría de los ciudadanos americanos desean que nos boten a patadas ya mismo. En las protestas que se trasmiten por televisión siempre salen una cantidad de “activistas” así los llaman a esta personas que pertenecen a una serie organizaciones que casi todas terminan con la frase “…… de los derechos del inmigrante” no se si de legales o ilegales, de verdad que no se. Pero cuando los entrevistan hablan bonito y dicen que nos defienden pero yo hasta ahora no he visto absolutamente ningún resultado. Se la pasan haciendo “vigilias de oración para responder con amor al odio del racismo de algunas leyes.
Pero este asunto viejita creo que es lo que dijo Cristo, “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” ósea que con rezos no va a salir ningún cambio a favor de nosotros, el asunto es del César y esto es un asunto de los políticos y por allí está la cosa. De las vigilias, claro que hacemos vigilia en nuestras casas oramos todos los benditos días, claro que si, por lo menos yo lo hago porque soy cristiano viejita. Tampoco estas organizaciones están a tu lado, cuando yo estuve dos meses sin chamba nadie me ayudó.
Tampoco han estado al lado de Valentín, Alfredo y Antonio cuando fueron despedidos, ni tampoco están al lado de Walter y Rosana que ahorita nomás los han botado de su trabajo por falta de papeles.
 Yo la verdad viejita que me contentaría con que nos den permiso temporal para trabajar así como a los hondureños y salvadoreños, lo llaman el T.P.S y listo. No se viejita son cosas que se le ocurre a tu hijo, la verdad es que lo que deseamos nosotros es que haga algo carajo, alguna ley o algo que nos de respiro por que nos estamos ahogando cada día. Me dijiste verdad que te contara lo de Vicky Pelayo, si la peruana espía.
Bueno te digo que desde que compré una vez un periódico hispano encontré su columna en la que escribía y cada vez que leía hablaba en contra del gobierno americano. Yo imaginaba leer a la paisana y ver que decía de Perú, pero nada solo criticaba a este país que le daba de comer y hablaba a favor de Castro y ahora último a favor del nuevo dueño de Venezuela. Bueno yo no quería juzgarla viejita porque de todas formas es nuestra paisana y la está pasando mal separada de la familia, misma indocumentada, a pesar que a las justas escribió un artículo sobre los ilegales, el resto era solo: viva Castro y Chávez. Pero se la hicieron buena viejita, la mandaron a Rusia. Ósea como quien dice te gusta ese país, bueno pues para allá te vas. Sus hijos si están aquí y dudo muchísimo que se quieran ir para Rusia, América es América, no creo que la cambien.
Sabes que viejita me hubiera gustado que eso le hubiesen hecho a los izquierdistas de esquina que había en el Perú de los setentas, esos sindicalistas que gritaban ¡abajo el imperialismo yanqui! y en sus vacaciones se venían a chambear aquí. Yo los encontraba a veces en un Mc Donald en Lima comiendo su hamburguesa y cuando le preguntaba que hacían allí consumiendo chatarra americana solo se reían. Varios del sindicato de mi trabajo de ese entonces se tiraron la plata y se vinieron para aquí. Bien conchudos llegaron aquí después de decir ¡abajo los imperialistas! y con plata robada de sus compañeros, de los babosos diría yo que confiábamos en ellos.
Uno de ellos me llamó hace poco y vive aquí nomás en una ciudad del sur y el pendejo está bien parado, dicen que se tiró quince mil verdes. Una vez en los ochenta encontré a varios de ellos por la embajada americana pidiendo visa, cuando les pregunté porque se venían a este país que tanto insultaban, se reían y decían “pura política pe’ choche, no jodas y no te creas todo lo que decimos” A esos lo hubieran en enviado a China, Rusia o Cuba, pero a la fuerza. Cambiando de tema viejita te cuento que no me he enamorado y sigo solo hasta ahora, claro que he tenido mis aventuras por aquí por allá con una boricua, una colombiana y también una perucha, pero todas quieren plata y te quieren desplumar. Ahora siempre que tomo el bus me encuentro con una dominicana cuarentona muy guapa, pero yo parezco un adolescente y todos los días me preparo para lanzarme y nada viejita, a la hora de la hora me chupo.
Bueno pero cualquier día doy la sorpresa y le caigo porque pepa tampoco me falta a pesar que ya me falta poco para el medio siglo. Otra cosa mamita hay algo que me olvide contarte y que me dejó con los pelos parados de sorpresa y también muy angustiado y deprimido. Yo sé muy poco de mi padre y tú nunca has querido hablar de él. Estuve en un consultorio para recoger los resultados de unos análisis que me hice cuando estaba con el colesterol alto. Entonces me llamaron de la ventanilla y me acerqué, normal como la rutina de siempre.
Para esto había una señora que no dejaba de mirarme y pues me imaginé un montón de cosas. Ella salió primero del consultorio y cuando yo dejaba el edificio ya estaba en la puerta esperándome. Me saludó muy amablemente señalándome un auto que se acercaba – sabe – me dijo – usted es bien parecido a mi sobrino y además tiene el mismo nombre. El auto se detuvo y salió un tipo que de verdad se parecía mucho a mi o yo al él, no se viejita.
Vi mi imagen en su rostro pero él lo tenía mucho más saludable que el mío, estaba elegantemente vestido con un polo crema, un pantalón blanco y unos mocasines marrones claros, en otras palabras viejita era yo con plata. Bueno el parecido no era exacto pues no, no voy a exagerar, se acercó y me dio la mano, sonrió y escuchó lo que le decía su tía como la llamó. - Oye verdad que nos parecemos - me dijo, teníamos ambos el pelo cortito, él porque era militar, exactamente marino, como me lo dijo y yo por el bendito calor, estábamos en pleno verano. Me preguntó por el nombre de mi padre y donde había vivido en Lima. Le dije que mi padre llevaba mi mismo nombre y que no lo conocía por que era hijo de madre soltera y había crecido en Magdalena.
Sabes que viejita, me dijo que su padre se llamaba igual que ambos y que era un almirante retirado ósea jubilado andando a los setenta y cinco años. Entonces yo le agregué que lo único que sabía de mi padre era que también se trataba de un marino. Antes de despedirse me enseñó una foto de su viejo, me la mostró por algunos segundos después me dio la mano y me dijo que se iba a Perú en dos días, pero pude sentir su nerviosismo y seguramente él también el mío. Y algo más viejita ambos teníamos la misma edad solo nos llevábamos por cuatro meses.
Seguro que eso tú lo sabías ¿verdad? La señora me dejó dos teléfonos apuntados en un papel una que decía Lima y la otra de una ciudad de Nueva Jersey, ella tenía los ojos húmedos pero no dijo nada más. Al llegar a casa me tomé un par de cervezas y me quedé dormido mamita, me desperté como a las tres de la mañana, pensaba que eso no me podía haber pasado a mí. Esas cosas solo ocurren en las películas, en las telenovelas que son escritas así al propósito para crear el drama pues; pero lo mío era de la vida real y me preguntaba porque nunca quisiste que yo conociera a mi padre. Pero ya es algo tarde para los reclamos, guardo estos teléfonos y no sé si algún día llamare, no lo sé. Creo que la carta me salió muy larga viejita hoy estuve inspirado y te solté todas las piedras y demonios que estaban bloqueando mi cerebro, tu sabes algunas cosas no me atrevo a contártelas por teléfono me siento más cómodo escribiéndotelas.
Para terminar por si acaso ten lista una cama más viejita no se sabe qué tiempo duraré porque aquí las cosas están muy calientes. Sabes una cosa más, me gustaría irme a un lugar aquí en Nueva York viejita llamado Times Square, sentarme en una sus bancas con un letrero que diga más o menos así “Soy un indocumentado y aviso a este país que si no se me da un permiso de trabajo en treinta días, me veré obligado a irme, solo tienen treinta días, ni un día más” Qué te parece viejita, genial mi idea, ¿sí o no? Bueno me despido y espero que sigas con buena salud.
Yo seguiré enviándote cartas viejita porque siempre te imagino leyéndolas en la orilla de tu cama viendo y tocando mis cartas sintiendo el calor mis manos. A mi hermana le envío correos cada semana por internet viejita, pero para ti mis cartas que van con mi corazón.

 Tu hijo que te adora.

 PD: No me pierdo ningún capitulo de “Al Fondo hay Sitio” Tu sabes viejita para ver a “Charito” pues, mi actriz favorita Mónica Sánchez. Aún sueño con esperarla afuera del canal de televisión y regalarle un ramo de rosas rojas y decirle que soy su admirador número uno desde que debutó en televisión. Soñar no cuesta nada viejita.

jueves, 24 de junio de 2010

I have to be dreaming



It's a great day at the beach. The sun is shining, the seagulls dance around the clouds, and the wind is just at the right speed. Nick and his lovely woman are enjoying the water, they swim, and they play around, splashing each other. Both are smiling, laughing out loud.
Finally they get out of the water, they're holding each other hands, no one feels cold, it's early in the morning and the sun is at it's best.
As they walk to their spot, the sand starts getting hotter and hotter. Ouch, he screams.
Now they're running, they're basically the only ones there, so they don't worry about kicking sand to other people.
They get to their spot. I'll never let your head hit the pillow without my hand behind it, Nick tells his woman, as he helps her lay down in the sand. She smiles and kisses him.
Now he lies next to her. The sun bothers both of their eyes, so they decide to go on their side so they could look at each other instead. Nick is tired, not too tired though, it's mostly a relaxed feeling so his eyes starts to feel a little heavy until he finally sleeps.
In his dream, he kisses his woman but it's not a normal kiss it tastes different like a goodbye kiss. Suddenly he feels this emptiness inside him, something that he's never felt before. He tries to wake up; I have to be dreaming... he tells himself.
He shakes his head over and over until he finally open his eyes...
She's not there laying next to him. He looks at the water, at the same place where everything was going great before but he doesn't see her. He gets up, looks around, there's nobody at the beach, only a couple of kids making sand castles by the shore.
He starts to worry and goes back to their spot, waits a couple of minutes, but still there's no sign of his woman. Now he walks back towards the boardwalk where some stores are just opening, so he asks some people. They look at him like he's crazy, and he gets the same answer: No, I haven't seen anybody...

Mad and depressed, Nick walks through the boardwalk. He's left all his belongings back by the water, but he doesn't care anymore. He wonders where she is; now he hears someone singing...
- Breathe, breathe in the air, don't be afraid to care...
Nick lifts his head up and realizes that the words are coming up from a bum, sitting on the ground, outside of a bar. This guy maybe spent the night there, he's been there all day, so he's probably seen her passing by, he tells himself and decides to go ask him.
- ...leave, but don't leave me, look around, and choose your own ground. The bum sings, while
Nick stares at him. His clothes are ripped off and he's wearing an old jacket, even though it's really hot outside. It looks like he hasn't shaved for a while, he could be on his late 50's. He's sitting on top of an old towel, holding a can of beer on his right hand.
- Excuse me mister, Nick says.
- For long you live and high you fly, and smiles you'll give and tears you'll cry...
- Hey, are you alright?
- The bum stops singing...
- Uh...? Loose something?
- Uh? oh no, no, well, yes, I..., I was just wondering ...
The bum interrupts him...
- You were wondering? That's quite alright, now one moment please... "and all you touch and all you see, is all your life will ever be..."
- What was I thinking, you're just a bum.
The bum gets up.
- Yes I am, now if you excuse me...
- Oh wait, don't go please!
The bum sits down again.
OK then, second verse...
- No, no, I mean, No thanks, but I just wanted to ask you if you've seen my woman wondering around here, around this area, 'cause I don't know where to go...
- Well, where do you want to go? "run, rabbit run, dig that hole, forget the sun..."
- It doesn't matter where I want to go, as long as I find her...
- Who? Says the bum, as he points up to the sun.
- My woman. Wait, she went that way? Asks Nick pointing up also.
- Who did?
- My lovely woman.
- Oh, did she?
- I don't know, that's what you... but you said it..
- Did I?
- No, but when you pointed that way, I thought that you meant...
The bum sings again.
- "And when at last the work is done, don't sit down is time to dig another one...”
- Why are you always singing? You're not helping me at all
- I'm not?
- No, everything was great before, we were having fun in the water, then we got out, and I helped her myself lay down in the sand, then we kissed, and passed out together. Then I had a dream of her saying goodbye to me, and when I woke up, she was gone, It's like this is all a bad dream...
- Are you sure you're not still dreaming? Says the bum with a smile on his face.
- You're out of your mind; I asked you if you've seen her, and you pointed at the sun, obviously you're not good in the head...
The bum takes a sip of his beer, now he sings again...
- "For long you live and high you fly, but only if you ride the tide...”
- This is really a bad dream...
 says Nick.
- Is it?
- Yes! Says Nick, a little upset, and I'm waking up right now!
- Are you sure you want to do that? Says the bum, as Nick sits on the floor, holding his head, he can't hide the sadness anymore, he shuts his eyes, and when he tries to open them again then he realizes that everything starts to get blurry. He shakes his head, now he can't see anything, he only hears the bum singing:
- "And balanced on the biggest wave, you race towards an early grave..."
He opens his eyes; he is an old man now, laying down in bed, on a cold winter night. He looks up, his son is holding his head, he looks just like the way Nick looked that beautiful day at the beach. It's like a reflection of himself.
- Dad, are you OK?
Nick looks at his hands, an old man's hands.
- Yes son, I'm fine.
- But why are you crying?
Nick gets up and walks towards the mirror.
- I think I'm crying 'cause I finally let her go. Now he stares at the mirror. I accept the fact that she is not here anymore, that bum helped me out, ha ha.
Nick smiles, his son looks at him, confused.
- What are you talking about dad? Mom? Mom is downstairs making dinner...
- Never mind son, says Nick, still with that smile on his face. Now let's go eat before the food gets cold...


Written by Ruben Taype-Colffer

sábado, 5 de junio de 2010

¿Yo infiel? tu infiel, el infiel, nosotros…..


El Telo


Se escucharon tres delicados golpes en la puerta de la habitación como si no quisieran incomodar pero que indicaban el final de las dos horas de rigor, él se puso de pie se acercó y súbitamente sin abrir dijo gracias.
Luego caminó de vuelta hacia ella para despertarla con un beso y se sorprendió verla sollozando. Miró su reloj y calculó que todavía le quedaba tiempo suficiente para llegar a casa y no despertar las sospechas del caso.
¿Por qué lloras mi amor? - Preguntó a su amante de turno.
-No te he contado, pero el miserable de mi enamorado me está sacando la vuelta.
¿Cómo lo sabes?
-Hace dos días  le encontré una fotografía en su billetera – dijo mientras tomaba su cartera y retiraba la foto para mostrársela.
-Ves, mira lo que dice “para mi cachorrito con amor, siempre tuya, Tina”  fíjate la fecha, hace dos meses y yo estoy con él hace ocho.
Terminó la frase y nuevamente se echó a llorar. Él muy atento saco un pañuelo y trató de consolarla abrazándola y brindándole algunos besos en la frente y mejilla.
-Tranquila mi amor, tranquila, vístete que todo se va arreglar, total ¿lo vas a ver ahora, verdad?
-No, ya no, no me dejes en el cine, llévame a mi casa, lo voy a dejar plantado y cuando me llame, me va a escuchar, claro que me va a escuchar.




¿Taraditos?

¿Alo? Buenas noches
¿Alo, eres tu taradito?
-Pues claro que soy yo taradita desde la linda Italia, ¿sabes? recibí tus fotos, tus hijos están bellos y grandes.
-Oye escúchame, no tengo mucho tiempo, ayer me fui a tomar un café con la Miluzka, te acuerdas la gordita que trabajaba en servicio al cliente.
-Mas o menos, que pasó.
Conversando con ella me contó que te vio en una discoteca con la flaca Ruth bien acaramelados.
¿Cuándo?
-¡Octubre del 92!…. Espérate un segundo, ¡hijo por favor a jugar afuera que me haces una bulla del demonio!
-Tranquila mujer por que gritas.
-Son mis hijos que se ponen a jugar y no me dejan hablar contigo taradito.
-Bueno ¿de que flaca me hablas?
-¡Octubre del 92! tú estabas conmigo taradito ¿y? no sabes la cólera y rabia que me dio cuando me lo contó la Miluzka, yo nunca te fallé.
-Hey, taradita estamos en el 2010.
-No me importa, yo sabia que después de estar conmigo te ibas a tu casa con tu mujer pero nada más.
-Son muchos años mamita no me acuerdo.
-No te conviene y con lo mal que siempre me cayó esa flaca de porquería que no se que le viste.
-Yo llamándote para conversar como siempre y mira con lo que me sales, si te llamo es por que…..tu sabes.
-Bueno si alguna vez te vuelvo a ver la cara…. han pasado tantos años jajaja, te jalaré el pelo, si es que aún lo tienes, por tu travesura, idiota.
-Esta bien, perdóname, pero de verdad no me acuerdo.
-Bueno, bueno voy y saliendo te dejo taradito, llámame cuando quieras voy a recoger a mi hija de la academia, pero el perdón queda pendiente ¿Ok? bye, bye.
-Ok taradita hasta la próxima y sin más reclamos pasados por favor.




¡Cámaras, Acción!


Ni en sus peores pesadillas imaginó una escena como la que iba a pasar, se miró al espejo y dijo que volvería a mirarse a su regreso para ver cuántos años envejecería. En una hora más estaría frente a las cámaras de televisión a enfrentar una de sus inimaginables batallas y en la que no sabía realmente como quedaría después de tanto bombardeo. Él, director de un diario, acostumbrado a dar las órdenes y hacer las preguntas, estaría ahora a merced de un interlocutor que seguramente tendría las intenciones de derrumbarlo.
- Hoy en nuestro programa estamos con el protagonista de este mayúsculo escándalo que ha desatado tanta polémica – dijo la conductora.
El tiempo para él parecía detenido, preguntas respuestas y  más  preguntas era una cosa de nunca acabar.
- Bueno, para terminar dice usted que demandará a quienes hayan propalado ese video y además a quien lo proporcionó.
- Así es.
- Sabe que la persona que dio a la prensa los videos es precisamente el esposo de la mujer con la que usted aparece en escenas comprometedoras. El esposo es dueño del edificio al que usted asistía.
- Pues si él mismo, pero ha invadido mi privacidad.
- Invadió la intimidad de usted con la esposa de él.
- Si, pero no tenia porque publicarlo a la prensa, además eso ya lo sabía mi esposa.
- ¿Ella ya lo perdonó?
- Por supuesto ella es una mujer muy inteligente.
- Que suerte la suya ¿y no llegaron más allá de los besos y caricias que muestra el video?
- Pero por supuesto que no, yo soy un padre ejemplar.

sábado, 29 de mayo de 2010

Creación


"Amada, aquella noche solo quedamos el lápiz y yo, yo no pude hablarle de ti pero él escribió tu nombre" (Texto de Néstor Rubén Taype)


Creación
(Del poeta Héctor Rosas Padilla. Cañete, Perú, 1951)


Escribo este poema para darte existencia
Ahora que hasta la soledad me niega su presencia

Hago que existas para que habites
Este verso y esta habitación

Hago que existas
Para no morir de soledad repentina
Cuando el silencio de la medianoche
Acalle todo el universo

La Ley de Arizona ¿La mejor publicidad para una reforma migratoria?


Ni las continúas marchas que se realizaron en los últimos cinco años por una reforma migratoria, ni las grandes maratones en trasmisiones que hicieron los canales hispanos de televisión lograron lo que esta ley contra la inmigración ilegal ha conseguido.
La ley de Arizona ha puesto sobre el tapete el tema de los indocumentados no solo en canales hispanos sino en los cerrados canales americanos respecto a este tema.
Aparentemente puede parecer un éxito para las autoridades de ese estado el lograr que la policía intervenga en un sector reservados solo para las autoridades de inmigración.
Esta ley permite a la policía regular solicitar a cualquier transeúnte sus documentos de identidad sin motivo alguno, especialmente si el sujeto tienes rasgos hispanos y si no prueba que es residente puede reportarlos inmediatamente al departamento de inmigración.
La oposición no se ha dejado esperar y los cuestionamientos para la implementación de esta ley están llegando de diferentes sectores de los mismos ciudadanos americanos, como por ejemplo el alcalde de Phoenix, Arizona, Phil Gordon.
Mientras unos cierran puertas otras ciudades como Trenton en Nueva Jersey están otorgando documentos de identidad para los ilegales que viven en su jurisdicción.
Estas formas de identificación obviamente no son usadas para trabajar ni obtener licencia de conducir, es solo una forma que el indocumentado este contado y registrado en su ciudad y sea este documento emitido por las autoridades del pueblo.
Entonces procedimientos como se dan en Trenton a favor del indocumentado, como la ley de Arizona, en contra de los ilegales, deja en la ciudadanía americana una suerte de anarquía por parte de su gobierno una sensación de falta de autoridad, independientemente de estar a favor o en contra de una reforma migratoria.
Aunada a la inocente pregunta de una niña hispana (peruana) quien por cosas del destino tuvo al frente a la esposa del presidente Obama, le dijo que tenía temor que sacaran del país a su madre por que no tenía papeles.
Todos estos acontecimientos han colaborado para que este tema no se deje de lado como en otras ocasiones. El congreso americano estará obligado en algún momento a reunirse y terminar con esta situación que se ha convertido en una campana de resonancia negativa para este gobierno.
Bastará que otros estados apliquen leyes ya sea a favor o en contra de las inmigración ilegal para ver al presidente Obama (quien tiene pendiente una promesa electoral sobre la reforma migratoria) correr al congreso y finalmente presionarlos para que legislen sobre este problema que debió hacerse ayer mismo y salvar esa falta de conducción, esa ausencia de liderazgo. Sin duda la ley Arizona podría convertirse en una ley boomerang para sus ideólogos y creadores.

viernes, 28 de mayo de 2010

Dos Chiles tras el sismo, las realidades de un mismo país



Por Jorge Ramos Ávalos, Univision.com
9 de Marzo de 2010



CONCEPCION, Chile - No es que el terremoto de 8.8 grados haya roto a Chile en dos. No. Lo que pasa es que el sismo dejò al descubierto que en realidad hay dos Chiles (y siempre los ha habido).
Errores
Uno es el Chile que nos vendieron en el exterior: moderno, vanguardista, exportador, el de los tratados de libre comercio, casi primer mundo.
El otro es el Chile que no invitaron a la fiesta, el que no se subió al camión del desarrollo, el de las mayorías pobres que olvidaron los que habitan el palacio de la Moneda y los de los rascacielos intactos de Santiago.
Es el "Chile bárbaro" según me comentó el escritor y diplomático Jorge Edwards. Siempre ha estado ahí, me dijo. Pero muchos no lo veìan. Hasta que el velo cayó con el temblor.

La mejor prueba de la existencia de estos dos Chiles surgió durante los disturbios en esta ciudad de Concepción a pocas horas del sismo. Tomó a todos por sorpresa.

Miles de chilenos de ese Chile olvidado se sintieron desconectados y totalmente aislados del resto del país y del gobierno central. Y se lanzaron a las calles a saquear tiendas y supermercados.

Unos, sí, iban por comida para los suyos. Otros simplemente aprovecharon la situación y se llevaron televisiones de plasma y refrigeradores en una ciudad que no tenía ni electricidad.

Con razón, muchos chilenos reprobaron los robos y saqueos. Pero, como me dijo el cineasta Jorge Ulla, la marginación no se puede ocultar. En Chile, como en el resto de América Latina, el 10 por ciento más rico acumula màs de la mitad del ingreso. Y aquí los más pobres siguen siendo terriblemente pobres y apenas sobreviven.

Esos son los que se quejaban de la falta de ayuda. Esos son los que reprimió el ejército cuando la presidenta Michelle Bachelet por fin se decidió a enviar a los soldados a controlar los disturbios varios días después.

Entiendo su reticencia a tomar esa decisión. Desde la época de Pinochet los soldados no salían a reprimir a la población. El mismo padre de Bachelet murió durante la dictadura. No fue una decisión fácil, pero se tardó mucho en tomarla. Primer error.

El miedo de los chilenos al ejército parece hereditario. Es como si se pasara en los genes de generación en generación. No he visto a ningún pueblo latinoamericano respetar (o temer) tanto a su ejército. "Aquí no vuela ni un pájaro sin autorización" me dijo, sin bromear, un militar.

Y los periodistas también nos tuvimos que someter. Solo pudimos entrar a Concepción con un salvoconducto de los militares. El toque de queda únicamente permitía a la gente salir de sus casas por 6 horas al día para abastecerse de agua y comida.

Pero a veces era una labor imposible. Era increíble ver que casi todos los comercios y oficinas permanecieron cerrados por días en la segunda ciudad más grande del país.

Segundo error. Es difícil entender por qué el gobierno de Bachelet no le informó a los pobladores de las costas en el sur que un maremoto o tsunami era inminente luego del terremoto del sábado.

La Armada ya reconoció el error. Pero fue grave y se cuenta en muchas vidas perdidas por simple ineficacia burocrática.

Tercer error. La imagen de autosuficiencia de Chile se desmoronó tras el temblor. Un ministro dijo que iban a estudiar las ofertas de ayuda extranjera. No dijo que no la recibirían. Pero el comentario vago y apresurado detuvo la generosidad internacional cuando todavía se podían salvar vidas y ayudar a los más afectados.

La presidenta Bachelet no desmintió al ministro y se tardó seis días en aclarar que nunca habían rechazado la ayuda del exterior.

Supongo que ver al presidente peruano Alan García ofreciendo ayuda -a pesar del diferendo marítimo, de las tensiones históricas y de que no se ponen de acuerdo ni siquiera en el origen del pisco, que ambas naciones reclaman- fue difícil de digerir para la clase política. Pero estos son momentos extraordinarios.

Cuarto error. La ayuda no llegaba a los más damnificados. Yo hablé con muchos en esta ciudad que perdieron su casa, que vivían en la calle y que no habían recibido ni un pan.

Por eso brincaron por absurdas las declaraciones de la presidenta de que no había desabastecimiento de comida o combustible. Bastaba caminar unos metros sin guardaespaldas para darse cuenta que eso no era cierto.

Quinto error. Bachelet parecía paralizada en la Moneda. El sismo la desbordó. Los chilenos la querían ver en control "al tiro y en terreno". Pero se tardó en ir a los lugares más afectados.

Bachelet era (en pasado) una de las presidentas más populares del país. Hoy muchos chilenos agradecen que se vaya tan rápido tras el vacío de autoridad y capacidad que mostró su gobierno en las días posteriores al sismo.

La crisis la rebasó. Ella era una buena presidenta en la normalidad, no en las crisis.

Ahora le toca a Sebastián Piñera, el nuevo presidente, crecer a las enormes expectativas que los chilenos han puesto en él. No se trata solo de reconstruir el país, dijo, sino de reconstruirlo mejor.

Es cierto. El problema de fondo en Chile no son las grietas dejadas por el terremoto ni las poblaciones ahogadas por el maremoto. No. El problema de fondo es que una parte del país se echó a correr con la modernidad y no se dio cuenta que detrás dejaba a millones, sin esperanza y sin manera de alcanzarlos.

Como si fueran placas tectónicas chocando y a punto de reventar, la sociedad chilena acaba de tener un adelanto de lo que está por venir. Y si no libera esa tensión causada por la desigualdad, la próxima revuelta podría ser la grande.

El resentimiento de los que quedaron atrás salió con furia durante el temblor. Y no se puede regresar a la botella. El reto de Piñera es unir a esos dos Chiles en uno solo.

Si no lo hace, el país corre el riesgo de explotar aún con mayor fuerza que la del terremoto del 27 de febrero.