Amanecer Inmigrante



Seis de la mañana, un día lunes de marzo aún la madrugada esta algo oscura en esta ciudad poblada por un gran número de hispanos de todos los colores, Harrison es su nombre y se encuentra en algún lugar de los Estados Unidos, es más bien un pueblo pequeño casi se puede contar sus cuadras con los dedos y todos se conocen de tanto verse.
La panadería ubicada en la avenida principal, como todas las mañanas está llena de gente que no tiene tiempo de preparar nada en casa y sale a servirse un desayuno al paso, un pan con mantequilla y un café. 
El tiempo apura, hay una cola que no se acaba, las chicas que atienden en el mostrador se esmeran por servir rápido a los clientes, es la hora del trabajo y todos lucen apurados. El olor a pan calentito es una delicia y hace agradable la espera.
- ¿Como quiere su café con una o dos de azúcar?
- Solo una mi amor – dice una señora entrada en años
Se saludan, se escuchan muchas voces cada quien con sus acentos, ese canto, ese tonito que delata su origen, todos de diferentes culturas y costumbres, todos o casi todos coinciden en el idioma y en tratar de mantener el empleo seguro.
- Habla jugador - dice uno
- Pasa compadrito - responde el otro.
Entonces por allí se escucha susurrar a alguien que dice en voz baja – ese perucho trabaja conmigo.
Luego salen con sus vasos en la mano, el frío aprieta y el invierno que casi se está yendo aun golpea y obliga al abrigo. El primer mordisco a ese pan con mantequilla recién salido del horno mezclado con el café con leche, al que le dicen “regular cofee”, eleva al paraíso, no solo calienta el cuerpo, también calienta el alma.
Unos van a los paraderos de buses para otra ciudad, otros a las conocidas esquinas esperando el transporte de las agencias de empleo que los llevara a su destino. El cielo permanece nublado y solo los faroles de la ciudad todavía encendidos, alumbran con cierta palidez los rostros de los taciturnos caminantes, caminantes inmigrantes, que aunque estén aquí el corazón siempre estará allá, en el terruño, recordando, recordando.

Comentarios

Popular post

Dos Chiles tras el sismo, las realidades de un mismo país

Sangre de Hermanos......... de Ignacio López-Merino

"Fiebre" Ganador de El Cuento de las 1,000 Palabras de Caretas.

MONÓLOGO DESDE LA CELDA 39 (REPORTAJE)

Los Campeonatos de Fulbito en Faucett

Mamita el sueño americano es por ahora casi una pesadilla.